Espera mientras cargamos tu próxima aventura

Ruta por Picos de Europa

25 septiembre, 2020

No hay comentarios

Pico Samelar y Sagrado Corazón (Pico San Carlos)

Pico Samelar al fondo

A principios del mes de septiembre, después de una dura pero muy agradable temporada de barrancos en la comunidad Valenciana, Sara y yo decidimos irnos a pasar unos días a picos de Europa.

Siendo mi cuna y un lugar al que siempre me gusta volver, recordar tantos años de montaña y de rutas increíbles por los picos de Europa con sus grandes pedreras e imponentes cumbres me hacen rejuvenecer y volver a una época de cambio y decisiones importantes en mi vida como profesional de la montaña. Pero por muchos años que vivas en el norte nunca te lo terminarías, como se suele decir “no te lo terminas ni en 10 vidas”.

Estuvimos escalando en el Fitu (Caravia) en el sector de la Trincherona, además pasamos varios días en Cuevas del Mar en el Concejo de Llanes, en su precioso sector a las orillas del Mar Cantábrico.

Pero vamos a lo que nos interesa de esta publicación que es nuestra ruta por picos de Europa.

Decidimos hacer 2 cumbres asequibles a nivel de ambos, Sara aunque es montañera y escaladora por el motivo que sea no había subido nunca a una cumbre así que nos propusimos subir estos dos picos de más de 2000m para ir empezando a tocar las nubes.

Salimos a las 8 de la mañana de Arenas donde pasamos la noche con la furgo, paramos a desayunar con Manolo en Sotres en el Hotel Peña Castil y a las 10:00 estábamos con todo preparado en el Jitu Escarandi para empezar a patear.

Subida al Casetón de Andara

Salimos del Jitu en dirección al Casetón de Andara donde paramos a tomar un refresco para colaborar un poco con el refugio y seguimos nuestro camino por detrás de este, bordeando por su margen derecho en Pico Macondiu hasta llegar a la collada tras Macondiu.

Collado de Andara

Una vez aquí paramos a almorzar y a hacer algunas espectaculares fotos con el Samelar de fondo y justo debajo el collado de Andara donde se encuentran infinidad de antiguas minas.

Después de una parada, bocata y echar un trago seguimos dirección a cumbre, fuimos llaneando por la collada de Andara hasta que llegamos a la fuente donde rellenamos las botellas de una de las mejores aguas que he probado en mi vida (será también por el amor que le tenemos a los picos jeje), y seguimos remontando la última subida hasta llegar al collado de San Carlos, el cual está situado entre las dos cumbres que hemos venido a visitar.

Collado San Carlos

Tras valorarlo un momento primero decidimos subir al pico Samelar ya que es el más alto de ambos con 2237m de altura. Después de algo más de media hora llegamos a la cumbre donde recogimos un mensaje en el buzón de cumbre (enviado la semana siguiente por correo a las personas que lo escribieron), y como marca la tradición dejamos el nuestro para que el que venga después nos lo envíe a nosotros, no hay que perder estas costumbres.

Estuvimos en cumbre unos minutos observando la cornisa Cantábrica y como las nubes se adentraban en los valles como cascadas por encima de las montañas bajo nuestros pies… impresionante…

Cumbre pico Samelar 2237m
Vista de collado san Carlos y pico san Carlos desde el Samelar

Descendimos de nuevo hacia el collado San Carlos para atacar la cumbre del Pico Sagrado Corazón o Pico San Carlos, al cual desde el collado se tarda otra media hora. Una vez en cumbre coincidimos con dos compañeros cántabros que estaban haciendo la misma ruta que nosotros pero en sentido contrario, después de compartir unas amables palabras se fueron en dirección al Samelar, y nosotros empezamos nuestro descenso.

Pico Sagrado Corazón o pico San Carlos 2212m

Bajamos hasta llegar de nuevo a la collada de Andara, pero esta vez como queríamos hacer la ruta circular, bordeamos el Macondiu por la derecha, en dirección a la canal de las vacas en busca de un sendero poco marcado que descendía por esta entre caminos de vacas y helechos. Cruzamos varias praderas de un precioso verde astur hasta llegar a un llano donde se encuentran varias cabañas del pastoreo, cogimos un sendero que llevaba a la pista de subida al casetón de Andara y descendimos por ella hasta llegar de nuevo al Jitu Escarandi.

Es la primera vez que nos adentramos juntos en picos de Europa y la primera vez que compartimos una cumbre, no sabría definir con palabras el sentimiento que recorría mi cuerpo al estar allí arriba con Sara, simplemente me sentía feliz y orgulloso de poder compartirlo con ella.

Amor en la collada tras Macondiu

Una vez terminada la ruta, duchina en la furgo y para abajo, a cenar a Arenas a la Taberna del Pindal con Julio Montes y Nidia que siempre nos reciben con la mayor de las sonrisas.

Cómo definiría esta aventura? REPETIBLE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.