Espera mientras cargamos tu próxima aventura

Vía Ferrata de los estrechos de la Hoz – Teruel

9 septiembre, 2021

No hay comentarios

Aventura, historia y naturaleza en estado puro…

Como bien sabéis, en Tronkos y Barrancos nos gusta descubrir nuevos lugares que mostraros y esta vez ha tocado un fin de semana de actividades en Teruel.

Una de las actividades que escogimos fue el precioso barranco de Amanaderos, en la localidad de Riodeva, ya que a este barranco todos los años nos gusta hacerle una visita. Además, este año, después de valorar algunas opciones Sara descubrió por casualidad esta preciosa ferrata conocida como “Vía ferrata de los estrechos de la Hoz”, en la localidad de Formiche Alto, la cual transcurre por los estrechos del río Mijares y es de lo que nos gustaría hablaros en esta publicación.

Historia de la vía ferrata

En el año 2014 se empezó la construcción de esta vía ferrata conocida como “Los estrechos de la Hoz” catalogada como K2, aunque desde nuestro punto de vista, por su largaria y algunos puntos de ésta se acercaría bastante a un K3. Se realizó en varias fases repartidas en diferentes años y fue subvencionada en su totalidad.

El Ayuntamiento de Formiche fue quien promovió este fantástico proyecto debido al gran interés turístico de esta zona, en concreto, “las cuevas de los Maquis” y “La Sabina Pinera”, por mencionar alguno de los puntos más destacables durante el transcurso de la actividad, le dan un interés histórico y natural a la vía ferrata.

A día de hoy y según nos ha dicho Jose Luis, Alcalde de Formiche: “Se está viendo la posibilidad de complementar el recorrido con tirolinas u otros elementos que le den un mayor realce y sea muy divertida y aventurera”.

Desde Tronkos y Barrancos queremos agradecer al Ayuntamiento de Formiche esta labor y por supuesto a las personas que se han currado esta preciosa vía ferrata, seguro que iremos a repetirla!

Primera parte – Tercer estrecho

Desde el parking nos acercamos a ver y explicar un par de cosas en el panel informativo de la ferrata. Acto seguido seguimos río arriba hasta dar en su margen derecho (nuestra izquierda) con los primeros peldaños que nos van adentrando en el tercer estrecho. En esta primera parte de la vía ferrata nos encontramos con una travesía horizontal con muy poca dificultad. En este tramo vamos combinando el paso por peldaños con algunos tramos más sencillos en los que solamente encontraremos la línea de vida a la que vamos asegurados.

Las cuevas de los estrechos de la hoz o de los maquis:

Al terminar el primer tramo de ferrata, conocido como el tercer estrecho, nos encontramos con la primera de las diferentes cuevas que veremos durante el recorrido, siendo ésta la más grande de todas y por la que podremos entrar por alguna de sus galerías y sentir la historia en nuestras venas.

En realidad, más que cuevas, son sencillos refugios, usados en tiempos prehistóricos, por los restos hallados en los mismos, y en tiempos más cercanos al término de la Guerra Civil Española (1936 – 1938), por lo “Maquis”.

Los maquis fueron toda una seria de movimientos guerrilleros antifascistas de resistencia en España que surgieron durante la Guerra Civil Española (1936 – 1939).

El origen etimológico de la “maquis” es “matorral” o “lugar de matorrales”, y por metonimia:

“los hombres que se esconden en los matorrales”.

La mayoría de las guerrillas tuvieron su origen en el momento de la derrota de la República, en 1939, con un considerable número de fugitivos que huían de las represalias o se negaban a entregar las armas. Enseguida estos grupos incrementaron su número con fugitivos de las cárceles y campos de concentración, desertores de los servicios militares franquistas o de enlaces descubiertos.

El “Maquis” fue un fenómeno heterogéneo, con gran diversidad regional. No fueron un tipo de guerrilla uniforme. Hubo muchas más distribuidas por todo el territorio nacional.

Los “Maquis” se movían y buscaban refugio, principalmente, en zonas montañosas de toda la península, tendiendo a elegir áreas donde se pudiera contar con la colaboración de una parte de la población, dado que sin el apoyo de ésta difícilmente podría sostenerse un grupo guerrillero.

El área comprendida entre Teruel, Castellón, Valencia y Cuenca fue una de las zonas de España más habitadas por lo Maquis.

La dificultad de acceso a las cuevas o refugios de los estrechos, la visibilidad existente del entorno de los mismos y el tener el agua del río Mijares a sus pies, fueron razones para su utilización.

La Ley de 1947 para la represión de la guerrilla se llamó “de represión del Bandidaje”, un término pretendidamente seleccionado para desacreditar a los guerrilleros, reduciéndolos a la categoría de vulgares delincuentes.

Debido a la decidida actuación policial y la consolidación del régimen franquista, los maquis quedaron prácticamente abolidos a partir de 1950, pero han quedado en la memoria y en el recuerdo de muchas personas, esperemos que por muchos años más.

2ª parte – Segundo estrecho

Después de visitar “la cueva de los maquis” nos volvemos al cauce, bajaremos por el sendero, el cual hemos ascendido para dirigirnos a la cueva, hasta encontrar una flecha de madera pintada de color rojo en un árbol que nos indica que crucemos el cauce. Esta vez seguiremos la travesía por la derecha orográfica del río Mijares para adentrarnos en el segundo estrecho. Al poco de comenzar este segunda parte del recorrido volveremos a cruzar el cauce y veremos unos peldaños y una línea de vida que nos dirigen al interior de otra pequeña cueva o refugio. En este podremos observar algunas formaciones típicas de las cuevas de roca caliza como pequeñas banderas, coladas y algunas pequeñas estalactitas. Visto esto, volveremos al cauce y seguiremos nuestro recorrido por el margen derecho del río (nuestra izquierda de la que vamos ascendiendo).

Veremos después de un rato de progresión mixta por la ferrata y por el cauce del río, a la derecha orográfica del río, una indicación que pone “Fuente del Tejo” por la cual no debemos de ir, sino que seguiremos ascendiendo por el cauce del río. En este tramo encontraremos un cauce abierto y lo iremos remontando por el sendero bien marcado y señalizado por el margen derecho de este.

Pliegues tectónicos

Plegamiento o pliegue, es una deformación de las rocas, generalmente sedimentarias, en la que elementos de carácter horizontal, como los estratos o los planos de esquistosidad (en el caso de rocas metamórficas), quedan curvados formando ondulaciones alargadas y más o menos paralelas entre sí.

Los pliegues se originan por esfuerzos de compresión sobre las rocas que no llegan a romperlas; en cambio, cuando sí lo hacen, se forman las llamadas fallas.

ELEMENTOS DE UN PLIEGUE

    Charnela: zona de mayor curvatura del pliegue.

    Línea de charnela o eje de pliegue: línea que une los puntos de mayor curvatura de una superficie del pliegue.

    Plano axial: plano que contiene todas las líneas de charnela y corta el pliegue.

    Núcleo: parte más comprimida y más interna del pliegue.

    Flancos: mitades en que divide el plano axial a un pliegue.

    Cresta: zona más alta de un pliegue convexo hacia arriba

Características de un pliegue

    Inmersión: ángulo que forman una línea de charnela y el plano horizontal.

    Dirección: ángulo formado entre un eje del pliegue y la dirección norte – sur.

    Buzamiento: ángulo que forman las superficies de cada flanco con la horizontal (tomando siempre la máxima pendiente para cada punto).

    Vergencia: dirección hacia la que se inclina el plano axial de un anticlinal no recto (también dirección hacia la que se desplaza el bloque superior de un cabalgamiento).

Tipos de pliegues

Los pliegues se pueden clasificar atendiendo a varias características:

Por la disposición de sus capas según antigüedad:
  • Anticlinales: los estratos son más antiguos cuanto más hacia el núcleo. El pliegue es convexo hacia arriba siempre que no se haya invertido su posición por causas tectónicas.
  • Sinclinales: los estratos son más jóvenes cuanto más hacia el núcleo. El pliegue es cóncavo hacia arriba siempre que no se haya invertido su posición por causas tectónicas.

Por su simetría

  • Simétricos respecto del plano axial
  • Asimétricos respecto del plano axial.

Por la inclinación del plano axial

  • Rectos: el plano axial se encuentra en posición vertical.
  • Inclinados o tumbados: el plano axial se encuentra inclinado.
  • Recumbentes: el plano axial se encuentra muy inclinado u horizontal. En estos casos se puede producir una inversión del registro estratigráfico

Sabina Pinera – Un capricho de la madre naturaleza

A la salida del segundo estrecho de la Hoz, y en la ribera izquierda del río Mijares, se encuentra la “sabina pinera” de Formiche Alto, un curioso fenómeno de la naturaleza, posiblemente único, formado por una sabina en cuyo tronco nació y crece un esbelto pino.

El grado de unión es tal que, de no saberlo, parecen un mismo árbol.

Seguramente el fenómeno se debe a un piñón que cayó accidentalmente en el alto tronco de la sabina, que germinó y desarrolló sus raíces por el corazón del tronco de la misma, muchas veces hueco, hasta llegar a su tierra.

El grado de unión de dos especies diferentes, sabina y pino, su rareza y la simbología fálica del pino han hecho creer que trae suerte, que posibilita los amores difíciles y que aumenta o atrae fertilidad.

La Sabina tiene una edad estimada de 230 años y el pino alrededor de 60.

3ª parte – Primer estrecho

Si queremos salir de la ferrata antes de adentrarnos en el 3er estrecho, a la altura de la sabida pinera encontraremos un escape a la izquierda orográfica (a nuestra derecha) que nos conducirá hasta uno de los parking de arriba si hemos decidido hacer una combinación de vehículos. Nosotros decidimos seguir por la vía ferrata para hacer también este último tramo de K3 y seguir conociendo esta maravilla de Teruel.

Pocos metros después de la Sabina Pinera encontramos un puente que es el que nos dará acceso a este tramo de la ferrata, conocido como el primer estrecho, este puente va del margen derecho al izquierdo de río.

Después de pasarlo seguiremos por una travesía ascendente hasta encontrar otro de los escapes de la ferrata, que al igual que en el anterior, en el caso de no querer seguir con la actividad será aquí el último punto en el que la podremos abandonar. Saldremos por este sendero bien señalizado en dirección al vehículo que hayamos dejado arriba para la combinación, pero como he dicho antes, nosotros lo que queríamos era hacerla entera así que seguimos por la ferrata para ver que nos esperaba en este tramo de K3 y su parte más engorgada.

Al poco de adentrarnos en esta parte, nos dimos cuenta que era la más encañonada de todas y en algunos tramos encontrábamos algunos puentes de cable instalados en la misma pared, salvando los pliegues naturales de la roca y otro puente de cable. Éste es un poco pequeño y cuando te metes en él para atravesarlo “te atrapa”. La verdad que a medida que avanzábamos por la ferrata parecía interminable, pero la belleza de esta parte nos hacía seguir avanzando con curiosidad de ver que nos esperaba detrás de la siguiente curva.

Destacar que cuando estuvimos buscando información sobre la vía ferrata y hablaban del primer estrecho todas las reseñas decían que no hay ningún desplome, lo cual no es cierto, ya que aunque no muy desplomados nos llegamos a encontrar hasta 5 zonas con desplomes leves, que ya no por la dificultad de estos en sí, sino por lo larga que se puede hacer la actividad, si hay alguna persona que no está acostumbrada o ya le está afectando el cansancio, aquí tendrá que apretar un poco para salvar estos obstáculos.

Después de disfrutar durante un buen rato de esta vía ferrata y el precioso entorno que la envuelve, llegamos a su tramo final, una pared vertical de unos 50 metros que nos indica el final de la vía ferrata. Ascendimos por ella y llegamos al final de esta, muy bien señalizada y con paneles informativos enseñándonos cuáles serán los posibles retornos.

Aquí nosotros nos salimos, pero también está la posibilidad de seguir atravesando el puente de madera y hacer “La Jurásica”, vía ferrata para niños pero que tampoco nos dejara de sorprender. Si bien es cierto que dada la duración de la actividad anterior, si no tenéis una buena condición física no recomendamos su combinación, ya que nos metemos en una actividad muy larga con un total de entre 8 – 9 horas de duración. A tener en cuenta que en el caso de realizar la vía ferrata Jurásica desde este punto se haría en sentido inverso y no desde su punto de inicio.

Ademas os aconsejamos que vayáis bien surtidos de agua y de algo de comida para hacer una parada a mitad de la actividad para reponer fuerzas y disfrutar del entorno.

Información técnica:

Cómo llegar:

Tenemos que dirigirnos hacia Teruel y desviarnos en la salida 100 de la A23 en dirección a Formiche Alto, por la carretera TE-V-8011. Una vez hemos llegado a la población, la atravesaremos saliendo en dirección al Castellar. En las últimas casas del pueblo veremos un panel vertical que nos informa de los detalles de la vía ferrata y del acceso. El camino está muy señalizado y el firme de la pista es apto para todo tipo de vehículos, no es necesario un 4×4 aunque en algunos tramos deberemos de pasar con precaución si llevamos un vehículo bajo.

Acceso:

Opción 1 – Dejaremos el vehículo junto a un pequeño refugio a tocar del río donde hay un panel informativo. 5 minutos.

Opción 2 – Al igual que en la opción 1 tomaremos la misma pista como si fuésemos en dirección al inicio de la ferrata, llegará un punto que veremos una bifurcación con un panel informativo en el centro de ésta. En este caso seguiremos por la derecha, pasaremos por delante de una granja de toros bravos hasta que lleguemos a otro cruce de caminos, tomaremos en este punto la pista forestal en ascenso a la izquierda y no la soltaremos hasta que veamos un pequeño refugio. Detrás de este a pocos metros encontraremos el parking donde dejaremos el vehículo de arribe. (Recordad que esta opción es solamente si vamos a hacer los 3 estrechos y salirnos justo antes de “la Jurásica”).

Después desharemos el camino que hemos utilizado para el ascenso hasta llegar al cruce donde encontramos de nuevo el panel informativo en el centro, esta vez lo tomaremos a la izquierda (si miramos el panel informativo de frente) y haremos el mismo recorrido que en la opción 1 hasta llegar al inicio de la vía ferrata. 5 minutos

Retorno:

Opción 1 – Sin combinación de vehículos

A partir del punto donde termina la vía ferrata, justo después de la parte vertical y bien señalizada, veremos que el sendero toma fuerte pendiente hasta llegar a un cortafuego. Seguiremos a través del cortafuego, hasta dar con una pista forestal, la cual seguiremos hacia la derecha, no tomando los dos primeros cruces a la derecha (escapes). El tercer cruce a la derecha lo tomaremos para pasar por una granja de toros bravos y tras seguir una corta senda llegar a una pista, la cual tomaremos a la derecha. Esta pista es por la que hemos llegado con el vehículo y nos llevará hasta él en pocos minutos. 1 hora 45 minutos.

Opción 2 – Combinación de vehículos

A partir del punto donde termina la vía ferrata, justo después de la parte vertical y bien señalizada, veremos que el sendero toma fuerte pendiente hasta llegar a un cortafuego. Seguiremos a través del cortafuegos, hasta dar con una pista forestal, en este punto ya veremos el refugio y detrás el vehículo que hemos dejado preparado para el retorno. 20 – 30 minutos.

Muchas gracias por haber leído nuestra publicación, esperamos que os sea de gran ayuda a la hora de realizar esta fantástica actividad y como no, esperamos que hayáis aprendido algo nuevo. Un fuerte abrazo Tronkos!!

Salud y montaña!!

Bibliografía:

https://deandar.com/ferratas/via-ferrata-estrechos-hoz

Información extraída de los paneles informativos durante el recorrido de la vía ferrata.

Ortofotos google earth Pro

Fotos – Sara Micó y Txipi – Tronkos y Barrancos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.