Espera mientras cargamos tu próxima aventura

ESCALADA EN ALICANTE, Cresta integral del Benicadell

14 marzo, 2014

No hay comentarios


CRESTA INTEGRAL DEL BENICADELL (Vall D’albaida/El comptat)

Un buen equipo y el Benicadell, “la combinación perfecta”
   Por muchas fotos y explicaciones que pueda dar en este blog sobre la Cresta del Benicadell, ninguna de ellas hará justicia. Es una cresta vertical, deportiva y de una belleza elegante. Sus patios son impresionantes y algunos de sus pasos nos disparan la adrenalina de una forma bestial.
   Sin lugar a dudas es la Cresta por excelencia en esta provincia, sin desmerecer a todas las demás que tenemos, ya que cada una de ellas tiene su encanto.
   Frontera natural de las provincias de Alicante y Valencia, posee una extensión de 25 km de Suroeste a Nordeste con su pico de 1104,618 metros de Altitud. Separa las comarcas del Val d’Albaida y El Comptat. Antiguamente ha sido conocida por varios nombres, Peña Cadiella, Peña Catir, Peña Catel o Peña Cadell. La etimología popular fue la que al final la bautizó con su actual nombre, utilizando el prefijo “Beni” (proveniente del Árabe “hijos de”) y tan comúnmente usado en esta provincia, juntándolo con su último nombre conocido, formando de esta forma Beni-Cadell, (Hijos de Cadell), que identificaba a los lugareños por la zona de donde eran. Esta sierra alberga una ruina de un Castillo musulmán datado de 1901 y que fue reconstruido por El Cid.
!!! Vamos para allí….. ¡¡¡
   Escogimos un sábado por el trabajo de Angel y teníamos avisados a mas compañeros para escalar esta cresta. Al final no pudieron venir. Quedamos temprano a las 7 de la mañana en mi casa, de esta forma podríamos aprovechar todas las horas de sol. Habíamos leído varias de las reseñas de Internet y ninguna nos bajaba de 6 horas mínimo para la realización de esta cresta, así que provistos de abundante agua y bocatas, partimos hacía la aventura.
   Angel ya la había realizado, no integral, pero si su parte mas habitual entrando por la cara norte, aun así sus formas conforme íbamos llegando ya nos enamoraban, con solo mirarla ya parece que te esta invitando a que la visites. Para mi era la primera vez y tenía un sentimiento entre nervios, respeto y emoción que embargaba todo mi cuerpo. ¡¡¡ Que belleza !!!
ACCESO:
Nosotros subimos desde Ibi, donde Angel dejó su vehículo, y nos dirigimos por la A-7 hasta la localidad de Muro de Alcoy, donde cogemos dirección a Beniarres y una vez ahí dirección hacía Castelló de Rugat. justo cuando llegamos a la altura de la Cresta, nos encontramos en un collado donde la carretera empieza a bajar, divisando desde este lugar la Val d’albaida y con un cartel indicador de que entramos en la provincia de Valencia. Pues bien, justo ahí, parte un camino de tierra a nuestra izquierda, que sin abandonarlo, nos llevará hasta la casa del Forestal situada en la umbría del Benicadell. 
Imagen de la pedrera que nos emocionó
   Ahí dejamos nuestro vehículo y partimos por un pista que sale de justo frente a la casa y que tiene una barrera, a los pocos metros debemos de coger otra a nuestra izquierda que lleva hasta un punto de vigilancia forestal, pero sin llegar a él nos desviamos a nuestra derecha por un sendero que indica “Les planises”. Este sendero ya no lo debemos de perder, llevando la cresta a nuestra derecha y buscando intuitivamente el que nos lleva hasta su inició. No hay perdida. ¿O si?. Nosotros llegó un momento en que nos encontramos con la pedrera de la foto y nos emocionamos tanto que nos la bajamos hasta el final,  sin mirar que la cresta estaba a nuestra derecha. En fin anécdotas. Ahora bien, nos lo pasamos genial corriendo pedrera a bajo, como dos niños pequeños. Lo dicho, el sendero nos lleva justo al mismo inicio de la cresta si no lo soltamos. No os emocionéis en la pedrera.
El comptat cubierto de brumas visto desde el inicio de la Cresta
LA CRESTA:
   Los que ya la habéis realizado, poco os puedo decir, si bien, intentaré dar una breve reseña para todo aquel que esté interesado en realizarla.
Yo iniciando el primer largo
   Una vez situados justo en el inicio, y mirando hacía la cresta, observaremos por la derecha de la cresta una cueveceita con una piedra mas blanquecina. Ese es el paso bueno para realizar el primer largo. Treparemos por la derecha de la cueva hasta situarnos por encima de ella en paso evidente y donde veremos varios clavos antiguos que nos aseguraran para realizar el paso aéreo por encima de  ésta. (Imagen de la foto). Abría yo éste primer largo IVº y Angel me aseguraba. Pronto vemos la primera reunión. Hay gente que sube por la izquierda de la cueva, en lo que parece su ascensión natural, pero es bastante peligroso debido al tipo de roca muy descompuesta y la falta se seguros.
   Una vez en la primera reunión, bastante buena, aseguré el paso a Angel y cuando ya estaba a mi altura y con el fin de ir mas rápidos le di continuidad asegurándole el largo desde mi posición (IVº). Este segundo largo es un poco mas expuesto, no por el patio ni la altura. mas bien por la piedra, algo suelta y descompuesta, que genera bastante desconfianza en la escalada. Pero se sube bien.
   
Ultimos metros de trepada tras segundo largo
   En este punto guardamos la cuerda y no la volvimos a sacar hasta el final de la escalada, toda la cresta en Libre nos permitía mas velocidad, pero también más riesgo. Desde el segundo largo hasta la cresta aún nos quedan unos metros de trepada de IIIº y ya estamos enfilándola dirección a su cumbre.
   La cresta a partir de este momento es una continuidad de destrepes, resaltes y trepadas que hacen que en todo momento tengamos que estar con los cinco sentidos en la actividad. Los patios a sus laterales son impresionantes y el pasillo superior en ocasiones no llega a un metro. Existen instalaciones viejas en toda la cresta, si bien hay que buscarlas muy mucho, para los que quieran realizar los pasos asegurados. También observamos que a partir de la mitad de la cresta mas o menos ya existen muchas instalaciones preparadas con parabolts que no llevan mucho tiempo puestas.
    A la hora de iniciar la cresta ya nos encontrábamos mas o menos por la mitad. Aún nos quedaba buen cacho. Pero con la ilusión con la que la estábamos realizando no nos importaban las horas, así que decidimos almorzar un poco en un bonito ensanche que hace la cresta en ese punto. También es un buen punto de escape en caso de mal tiempo o indisposición. Desde ahí observamos como dos Buitres Leonados nos sobrevolaban, quizás esperando algo de comida o ¡¡la comida!!, quien sabe, pero ese día no iban a comer de nosotros, ni de una forma ni de la otra.
Una vista atrás … Angel asoma…
Poco a poco seguimos ascendiendo y escalando los pasos, de IIIº, pero que acojonan a cualquiera si miras hacía abajo.
Yo escalando otro paso
   Y de esta forma llegamos hasta el paso más estrecho de toda la cresta, yo un poco mas prudente lo pasé sentado y asegurando bien donde ponía los pies y las manos, Angel lo paso de tres saltos echándole un par de …., pero lo pasamos. Este punto es llamado el “paso del Burro” por la forma en que yo lo pasé sentado encima del mismo y a empujones. Aquí lo que importa es progresar y disfrutar. Está totalmente prohibido caerse en esta cresta. 
Yo en el “paso del burro”
Angel en el mismo paso
Angel abriendo el ultimo paso IV+
    Ya solo nos queda la última escalada final, un paso de IV+, aéreo y por la izquierda que nos depara una sorpresa. Uno de los puntos de aseguramiento que tiene es una estaca de las de toda la vida, de las que se usan para clavar las señales en el campo, con unos alambres que hacen de argolla. ¡¡¡Madre mía, quien se cuelga de ahí!!!. No os preocupéis que hay más seguros en ese punto. Pero flipo con los que instalaron ese punto y se colgaron de él.
   Después de este paso de escalada, único punto donde volvimos a desenfundar nuestra cuerda, solo nos quedan varias trepadas y por fin habremos conseguido nuestra tan ansiada cumbre.
Cumbre del Benicadell
   Ya habíamos cumplido nuestro objetivo y nuestra sorpresa fue que solo tardamos 3 h 50 min. en hacer cumbre. En ese mismo lugar y fruto de nuestro subidón ya empezamos a tramar nuevos proyectos que poco a poco iremos realizando y os contaré debidamente en estas paginas.
   
     Espero que a todos aquellos amantes de las crestas y que no hayan realizado aun la CRESTA DEL BENICADELL, os pueda servir de algo esta reseña.
   NOTA: Algunos pasos de los que hicimos son perfectamente asegurables. Nosotros la realizamos en libre, pero queda bajo responsabilidad de cada persona el realizarla encordado o libre. 
RETORNO:
   Una vez en la cresta, solo debemos de seguir el sendero indicado por la cara norte que nos descenderá, tras un largo paseo, hasta el camino que nos conducirá hasta nuestro vehículo.
FOTOGRAFÍAS:

Yo en la 1ª reunión

Angel asegurando en la segunda reunión
Disfrutando…

Escalada delicada

Disfrutando del paisaje y de la roca
Hoy no comerás…

Mi foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *